Prensa

Noticias · 29 de julio de 2022

Risas y abrazos para pasar el invierno

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

Cientos de chicos y chicas disfrutaron de un show de Los Raviolis, los talleresde Matepública y la obra teatral “Preguntas” en la Casa por la Identidad de Abuelas.

“Me voy a la casa de mi abuela, ahí nadie me dice que no. Jugar todo el tiempo que yo quiera es lo que quiero aunque tenga 42. Un lugar mejor". Con ese fragmento de uno de sus hits -un homenaje al vínculo cómplice y amoroso entre abuelos/as y nietos/as- los Raviolis dedicaron su show a las Abuelas de Plaza de Mayo.

El auditorio colmado de pequeñas y pequeños fans vivió una auténtica “misa raviolera” en la primera jornada del “Festival Risas y Abrazos, vacaciones de invierno con las Abuelas”, que luego de tres años volvió a ser presencial en la Casa por la Identidad, del Espacio Memoria (ex Esma).

Con familias enteras saltando y cantando a puro rock, los Raviolis repasaron clásicos como "¿Por qué no te mandé al turno tarde?", “Bombero voluntario” y otros temas como “Hoy no vino la niñera” y "Valentín", que se se mezclaron con fragmentos de canciones de Divididos y Sumo, en un show lleno de guiños para madres y padres.

En la previa, Miguel "Tano" Santucho dio la bienvenida y contextualizó: “En este lugar, antes de ser un espacio de memoria y derechos humanos, funcionaba la Escuela de Mecánica de la Armada, y hubo un centro clandestino por donde pasaron miles de personas y fueron desaparecidas, y donde nacieron muchos chicos que aún estamos buscando. Entre esos chicos que buscamos está también mi hermano”.

El Tano invitó al público a contribuir en esta lucha: “Está en todas y todos nosotros que esta historia que atravesó a nuestro país no se repita. El derecho a la identidad hoy en día lo damos por seguro y garantizado, pero no siempre fue así. Es una conquista que tenemos que defender entre todos y todas”.

El nieto Juan Pablo Moyano les entregó a las y los músicos el pañuelo de la institución, a modo de agradecimiento. El público, además, se llevó materiales para la difusión de la lucha de Abuelas y un mensaje claro para replicar: todavía esta historia está abierta, porque faltan 300 nietos y hay una nueva generación -la de bisnietas y bisnietos- que ve afectado su derecho a la identidad y la verdad.

Al día siguiente, con un sol pleno sobre el patio de la Casa por la Identidad, Matepública se sumó por tercera vez al festival. Con reversiones de juegos tradicionales de kermese como el tiro al blanco y la memoria, y otros como saltar la soga o “no te pases de 500”, los y las docentes de escuelas públicas que conforman el colectivo desafiaron a pensar colectivamente en términos matemáticos a grupitos de chicos y chicas de distintas edades, que participaron con mucho entusiasmo. Además, hubo radio abierta de la mano de Talleres de radio, donde pudieron jugar y contar quiénes son.

Al cierre, se organizó una ronda colectiva donde se compartieron reflexiones sobre la experiencia de juego en un lugar tan significativo, y que tiene por objetivo aportar a la transmisión de derechos a las nuevas generaciones. Juan Pablo Moyano, una vez más, fue el encargado de agradecer por su compromiso a Matepública con la entrega del pañuelo de las Abuelas.

El sexto festival Risas y abrazos terminó con la presentación de “Preguntas”, de Anabel Ares, obra de teatro ganadora del concurso de dramaturgia para público infantil de Teatro por la Identidad, Abuelas y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires. Esta obra se ofrece durante el año para las escuelas de nivel primario que coordinan una visita guiada a la Casa.

Con escenas disparatadas y mucha imaginación, dos actores y dos actrices se ponen en la piel de un grupo de amigos de la escuela que a raíz de una tarea de ciencias sociales se preguntan sobre su propia identidad y ponen al descubierto la necesidad de las infancias de romper con los secretos familiares. Los chicos y chicas que presenciaron la función especial participaron con ocurrencias, risas y aplausos que continúan abrazando la lucha de las Abuelas.

Seguir Leyendo