Prensa

Noticias · 31 de julio de 2017

Risas y abrazos, el festival de música que hizo bailar y cantar a grandes y chicos

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

Las Abuelas cerraron las vacaciones de invierno con una jornada colorida y alegre. El grupo Anda Calabaza y Magdalena Fleitas con su Gran Banda ofrecieron hermosos shows para toda la familia.

Desbordado de público, el auditorio Licha de La Cuadra, en la Casa por la Identidad del Espacio Memoria (ex Esma), tuvo más risas y abrazos que nunca. Para despedir las vacaciones de invierno, se organizó un festival musical de altísima calidad que incluyó los shows de Anda Calabaza y de Magdalena Fleitas y su Gran Banda.

Para dar comienzo al encuentro, Leonardo Fossati, que ofició de conductor, agradeció a los presentes, contó en pocas palabras la importancia de saber quiénes somos y, a través de la proyección del capítulo de la serie “Así soy yo” que narra su historia, logró la primera ovación de la tarde al identificarse como uno de los nietos restituidos por las Abuelas.

Luego, presentó a Anda Calabaza. Con cuentos teatralizados, canciones divertidas y, sobre todo, mucho rock, esta banda propuso una fiesta de colores que los chicos aprovecharon saltando y bailando con ganas.

Para finalizar su espectáculo, Anda Calabaza dedicó su tema “Soy” a las Abuelas, y los músicos cantaron bien fuerte: “La piel oscura, del color de la tierra, dientes de conejo y la mirada abierta. Las manos de mamá, los juanetes de la abuela y el remolino de mi tía Adela (…) Pienso, creo, siento soy historia, piso fuerte, tengo ideas y memoria”.

Para bajar un poco las revoluciones, Leonardo presentó luego el segmento literario del festival. Invitó al escenario a la Abuela Delia Giovanola, contó que es una de las doce fundadoras de la Asociación y bromeó con que se aceptaba la donación de baberos porque, desde que encontró a su nieto Martín, está embobada.

La Abuela agradeció en nombre de la Asociación a los músicos y a todos los que participaron del festival y se mostró encantada con el show que disfrutó como una niña más. Delia y Leonardo leyeron cuatro cuentos que integran los libritos de Ovillo de Trazos, que luego fueron obsequiados a los chicos y chicas para que puedan disfrutar en familia y seguir pensando en la identidad.

El cierre del festival estuvo a cargo de una de las principales referentes de música para chicos del país: Magdalena Fleitas, con su Gran Banda. Magdalena desplegó su múltiple riqueza sonora con ritmos folclóricos pero, a la vez, con un lenguaje moderno y divertido que llevó a los chicos y chicas a disfrutar huaynos, chacareras y cumbias, en contacto con nuestras raíces latinoamericanas.

La Abuela Delia se animó y bailó una cumbia, los chicos se acercaron al escenario y siguieron una alegre coreografía y, así, fue terminando este festival que cumplió con el objetivo de llevar el mensaje de búsqueda de las Abuelas y, a la vez, de recuperar con amor y risas ese lugar que alguna vez fue sinónimo del horror.

Seguir Leyendo