Prensa

Comunicados · 04 de junio de 2019

Rechazamos la postulación de Pedro Hooft como juez Federal

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

Mañana se tratará su designación en el Senado, a la comisión de Acuerdos llevamos nuestra impugnación.

Las Abuelas de Plaza de Mayo manifestamos nuestro rechazo al pliego de Pedro Federico Guillermo Hooft para cubrir la vacante del Juzgado Federal de Primera Instancia N° 1 de Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires por considerarlo “un claro retroceso en el proceso de Memoria, Verdad y Justicia”.

Su designación pondría en riesgo las causas por delitos de lesa humanidad en esa jurisdicción. En tal sentido, “pedimos al Senado que no convalide con su acuerdo a un funcionario que no fue consecuente con la búsqueda de verdad y justicia por los crímenes del terrorismo de Estado”, manifiesta la impugnación que presentamos ante la Comisión de Acuerdos del Senado que el próximo miércoles tratará la designación de Hooft, seleccionado por el Poder Ejecutivo de una terna de candidatos que el Consejo de la Magistratura elevó en octubre de 2018.

Como detallamos en la impugnación, Hooft “no cumple con los requisitos vinculados al claro compromiso con los derechos humanos pues su conducta como funcionario judicial no resulta coherente con los estándares alcanzados en materia de juzgamiento de crímenes de lesa humanidad en nuestro país”.

El conflicto no radica en su vínculo filial con Pedro Hooft, el juez denunciado por ser partícipe y cómplice de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico militar “sino por la defensa temeraria y activa en pos de la impunidad de graves crímenes realizados durante el terrorismo de Estado y la persecución contra quienes los investigan”, como señalamos en nuestra presentación. Está demostrado que el candidato ha obstaculizado las averiguaciones sobre los delitos de los que se acusan a su padre, a través de métodos ilegales como grabaciones subrepticias al fiscala cargo de la investigación, hecho que la Cámara Federal de Mar del Plató calificó como una grave falta ética.

Asimismo nos preocupa la posibilidad de que el Juzgado Federal Nº 1 de Mar del Plata donde tramitan numerosas causas que investigan delitos de lesa humanidad sucedidos durante la última dictadura, entre ellos, varios casos de apropiación de bebés quede en manos de este funcionario sin compromiso con los derechos humanos y contrario al proceso de Memoria Verdad y Justicia. 

Seguir Leyendo