Prensa

Noticias · 04 de junio de 2022

Rechazamos la libertad condicional para Riveros y todos los genocidas

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

Ante la posibilidad cierta de que al multicondenado ex jefe de Institutos Militares de Campo de Mayo lo dejen libre, desde Abuelas reiteramos nuestro repudio a semejante beneficio.

“Cuando nos tocó, por una decisión de un gobierno constitucional, encontrarnos caminando en la calle a asesinos de nuestros hijos e hijas, a ladrones de nuestros nietitos, resultaba tenebroso, incomprensible, pero estábamos en el comienzo de la democracia. Repetir esa historia de impunidad sería tremendo. Esta persona no se arrepintió y si pudiera lo volvería a hacer”, afirmó hace un año la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, en una audiencia en la que familiares y víctimas rechazaron el pedido de libertad condicional del genocida Santiago Omar Riveros.

Riveros, ex jefe de Institutos Militares de Campo de Mayo, quien tiene múltiples sentencias por delitos de lesa humanidad cometidos en la última dictadura, hoy vuelve a quedar a un paso de la libertad. En prisión domiciliaria desde hace tiempo por razones de salud, el represor pidió el beneficio de la condicional por haber cumplido 20 años de su condena unificada a perpetua.

La libertad de Riveros sería un mensaje –no solo un hecho judicial– contraproducente para la democracia. Y además de doloroso, sería un insulto muy grande para las víctimas, familiares y sobrevivientes. La falta de arrepentimiento de Riveros por los delitos cometidos y la reivindicación que ha hecho, en cada oportunidad que tuvo, del terrorismo de Estado, son argumentos adicionales para no otorgarle la condicional.

Amo y señor de Campo de Mayo, el centro clandestino más atroz de la dictadura, Riveros ha ocultado información que podría ayudar a dar con personas desaparecidas o con nietos y nietas apropiados. “Esta persona sigue sin decirnos dónde están mis papás, los papás de otros compañeros y mis hermanos”, manifestó la nieta restituida Catalina De Sanctis Ovando en la audiencia del año pasado. El nieto Manuel Gonçalves Granada añadió: “Las Abuelas tienen la misma edad que Riveros, pero Riveros se calla, y ellas siguen buscando, siguen con el dolor permanente de la desaparición de sus hijas y de sus hijos, los que Riveros no les dice dónde están”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha expresado que “la ejecución de la sentencia es parte integrante del derecho de acceso a la justicia de las víctimas de graves violaciones a los derechos humanos y sus familiares”. Asimismo, que la resolución de estos delitos persigue objetivos más amplios como “el concepto de la humanidad como víctima y su función de garantía de no repetición de atentados contra la democracia y de atrocidades inolvidables”. De allí el retroceso que significaría concederle la libertad condicional a Riveros. O al “Tigre” Acosta, cuya defensa, al cierre de este mensuario, también solicitaba el mismo beneficio. En atención al derecho de sus víctimas y sus familias, a lo aberrante de los crímenes que perpetraron, y a la funesta señal que supondría para el proceso de Memoria, Verdad y Justicia, esperamos que el poder judicial les niegue semejante privilegio.

Seguir Leyendo