Prensa

Noticias · 03 de noviembre de 2017

Presentamos “Identidades encontradas”, un nuevo libro para chicos y chicas

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

Doce autores de la literatura infantil y juvenil cedieron sus textos a las Abuelas, que fueron editados por Norma. Estela de Carlotto participó junto a ellos de la presentación del libro.

“No me cabe la menor duda del éxito de esta edición; si la otra fue un éxito esta va a ser un exitazo”, auguró Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas, al finalizar su intervención durante la presentación de libro “Identidades encontradas. Ovillo de trazos 2”, en el auditorio de la Casa por la Identidad.

El acto comenzó con las palabras de Mario Méndez, en representación del colectivo de autores. “Voy a leer, mucho mejor porque, si no, me voy a emocionar. Tengo este texto que preparó Paula Bombara, que es el corazón de esta movida que comenzó hace dos años. Tendría que estar leyéndolo ella pero va a estar en otra mesa y por contrato no puede excederse”, bromeó Méndez. Así recorrió un hermoso texto escrito por Paula, coordinadora de las dos ediciones de Ovillo de trazos. La primera edición se convirtió en una muestra gráfica, con afiches y libritos ilustrados que recorrieron escuelas de todo el país. Ahora, Laura Devetach, Márgara Averbach, Mario Méndez, Nina Jäger, Jorge Grubissich, Paula Lertora, Nicolás Schuff, Nilda Lacabe, Graciela Bialet, Luciana Rabinovich, Magdi Kelisek y Paula Bombara escribieron nuevos textos sobre identidad, en el sentido más amplio del término, que ya forman parte de la colección Zona Libre, de editorial Norma. Los autores –muchos de ellos presentes en el escenario del auditorio- cedieron sus ganancias a la Asociación. “Identidades encontradas” ya se consigue en las librerías.

A su turno, Estela agradeció a los escritores y escritoras: “Me gustaría alguna vez estar sentadita ahí, escuchar, aprender y disfrutar de estos actos que son tan necesarios, tan buenos, tan bienvenidos por Abuelas. Sentirse entre amigos, comprendidas, acompañadas nos hace mucho bien porque para nuestra lucha de 40 años es un alimento, es un empuje. Sobre todo viniendo de quiénes viene, donando, así como los pintores sus cuadros, el puño, la letra, el pensamiento y el alma de los escritores”.

La presidenta de Abuelas explicó que ya tienen “el relevo” para hacer frente a los desafíos que vienen y para continuar la búsqueda. En ese sentido, también se refirió al contexto político. “Estamos convencidas de que la justicia es necesaria, por eso nada de cárcel domiciliaria, nada de perdón ni 2x1. Sabemos que la Memoria tiene que funcionar en las nuevas generaciones porque queremos dejarles a ellos justamente un lugar de seguridad, que no vayan a perder su libertad por pensar distinto”, dijo, y agregó: “Los que estamos acá, como ustedes, queridos amigos, escritores, que donan esa esencia interna, el intelecto y el corazón en sus textos, no somos prisioneros de nada. Son libres. Las Abuelas también somos libres y vamos a decir todo lo que tenemos que decir y hacer todo lo que tenemos que hacer para el bien de nuestro querido país y, muy pretenciosamente, para el bien del mundo. Que no haya en ningún lugar del mundo una desaparición por razones políticas”.

Por último, consultada desde el público, Paula Bombara se refirió a la gestación de este proyecto. “Lo que pensamos es que la identidad es un derecho mucho más amplio y que, como dirigimos nuestros ovillos a la infancia y la adolescencia, está bueno explorarla en su más amplio sentido. Ahí es donde van a empezar a brotar las preguntas necesarias que ojalá hagan a sus familias, siempre con el objetivo de máxima que es que en una familia que lea estos textos haya un nieto por encontrar y que a partir de sus niños ese adulto se haga preguntas que sienta que no puede evadir ni eludir y tenga que contestarse”, describió. Y concluyó: “Creemos que hicimos un abanico que está bastante abierto para que cada uno de ustedes encuentre un cuento que lo represente y lo lleve a preguntarse quién es”.

Seguir Leyendo