Prensa

Noticias · 28 de marzo de 2021

Plantamos memoria

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

La campaña para recordar a los 30 mil desaparecidos con 30 mil árboles superó todas las expectativas y el país entero sembró memoria, verdad y justicia a 45 años del golpe genocida.

“A 45 años del golpe genocida, plantaremos 30 mil árboles. Sumate. Los pueblos que siembran memoria, tienen porvenir”. Con esta frase, Abuelas y Madres convocaron a través de las redes a conmemorar el 24 de marzo de una manera distinta y adaptada al momento de pandemia que vivimos. Las Abuelas Estela de Carlotto, Rosa Roisinblit, Sonia Torres, Ledda Barreiro, Delia Giovanola, Buscarita Roa, además de Taty Almeida de Madres y Lita Boitano de Familiares, fueron algunas de las caras visibles que invitaron a la gente a plantar árboles (especies nativas), plantines, semillas, aromáticas, suculentas, almácigos, en memoria de los 30 mil desaparecidxs.

“Podés plantar en una maceta, en tu balcón, patio, jardín, vereda, escuela, club, trabajo, sociedad de fomento, donde puedas”, sugería una de las comunicaciones oficiales de la campaña y agregaba: “Registrá la acción (con fotos, videos, streaming) y el 24 de marzo subila a las redes con las etiquetas #45AñosDelGolpeGenocida y #PlantamosMemoria”. A partir de estas sencillas consignas, la respuesta fue maravillosa. Instituciones públicas, sitios de memoria, organizaciones políticas, sociales y barriales, universidades, escuelas y sindicatos se sumaron, en todo el territorio nacional, a la propuesta, además de miles de personas y familias que lo hicieron desde sus casas.

“En tiempos de incendios, desforestación y cambio climático, te invitamos a plantar vida como un acto de memoria y futuro”, subrayaba la convocatoria de los organismos de derechos humanos, en un claro guiño a las luchas de las nuevas generaciones por el cuidado de la madre tierra. Asambleas ambientalistas, agrupaciones de jóvenes y organizaciones campesinas hicieron propia la campaña que repercutió en todos los rincones del país y en muchas ciudades del mundo. De Tierra del Fuego a Jujuy, de Misiones a la cordillera, cada localidad realizó su homenaje a 45 años del golpe genocida. "Ha crecido la solidaridad y la expresión de defender la memoria de los desaparecidos de cada lugar", afirmó emocionada la presidenta de Abuelas, Estela de Carlotto, al cierre de la jornada.

Durante todo el 24 de marzo, la campaña fue tendencia en las redes sociales impulsada por las miles y miles de publicaciones de la gente. Gracias al apoyo de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo de Tecnología, Innovación y Conocimiento (FACTTIC), los casi 40 mil posteos de Twitter e Instagram con los hashtags oficiales pudieron verse todos juntos en la web plantamosmemoria.com.ar. Se trató de una iniciativa federal, reflejo además del trabajo conjunto entre las filiales de Abuelas y de los miles de instituciones que la hicieron suya, entendiendo el carácter solidario de la convocatoria y de la conmemoración, y también el momento epidemiológico que nos exigía a los organismos de derechos humanos no realizar concentraciones multitudinarias.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, hoy bajo la responsabilidad del nieto restituido Juan Cabandié, y la Administración de Parques Nacionales (APN), promovieron la forestación de especies nativas en todas las áreas protegidas nacionales, en conjunto con los actores sociales, comunidades, organizaciones y municipios locales. Las yungas del NOA, la selva paranaense, el Chaco seco, la Patagonia andina, Tierra del Fuego, los Esteros del Iberá, la costa del Mar argentino y el Delta del Paraná, fueron algunas de las reservas naturales donde se plantó memoria. Todas las áreas del gobierno nacional adhirieron a la campaña, al igual que la gran mayoría de las administraciones provinciales y comunales.

En la Casa por la Identidad de Abuelas en el Espacio Memoria (ex Esma), nietas y nietos, junto con sus familias y colaboradores de la Asociación, plantaron un tala, árbol nativo americano que es símbolo del amor y del coraje. Y desde allí llamaron a quienes tengan dudas sobre su origen a comunicarse con Abuelas bajo la consigna #BuscáTusRaíces. Asimismo, las filiales impulsaron diversas actividades en sus ciudades con la presencia de sus referentes. Ledda Barreiro plantó un árbol en la CGT de Mar del Plata; Sonia Torres, junto con los integrantes del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba, plantó un árbol por cada agente judicial detenido desaparecido en la provincia durante la última dictadura; el nieto Leonardo Fossati plantó otro en el Espacio para la Memoria ex Comisaría 5ta –donde él mismo nació en el cautiverio de su madre–, y en Rosario la nieta Sabrina Valenzuela Negro se puso al hombro la campaña, de la cual, además, fue una de sus artífices.

Fue una jornada emocionante de principio a fin. Todo el mes de marzo lo fue. En cada rincón de la patria floreció la memoria. Desde Abuelas, sabernos parte de un pueblo que no olvida, nos reconforta profundamente y nos das fuerzas para seguir luchando y buscando a las y los nietos que nos faltan. 

Seguir Leyendo