Prensa

Noticias · 24 de agosto de 2017

Muestra sobre la solidaridad canadiense con nuestra Asociación

  • Fuente: Espacio Memoria y Derechos Humanos
  • Autor: Espacio Memoria y Derechos Humanos

Reúne cartas de ciudadanos canadienses que durante la dictadura se hicieron eco de la búsqueda de los nietos apropiados. El próximo martes se reinaugura en la Universidad Nacional de José C. Paz.

  • <p>&nbsp;Héctor Rombola, representante de la Red x la Identidad en Canadá/USA; la nieta restituida Victoria Montenegro; y Philippe Genest, secretario político de la Embajada de Canadá en la Argentina &nbsp;</p>

     Héctor Rombola, representante de la Red x la Identidad en Canadá/USA; la nieta restituida Victoria Montenegro; y Philippe Genest, secretario político de la Embajada de Canadá en la Argentina  

    Autor: Mariano Portas Fuente: Espacio Memoria y DDHH Fecha: 24.08.2017

“Aquí en Canadá muchas personas saben del desaparecimiento de su nieto. Comparto de todo corazón su inmenso dolor y espero llevarle algún consuelo anunciándole que aquí se lleva a cabo una gran campaña para pedir a los responsables que se le devuelvan a su pequeñito. Le mando mis mejores saludos de Navidad esperando que pronto tenga la alegría de acoger en sus brazos a su nieto”, escribía una niña canadiense en 1979.

Esa carta, junto a muchas otras, forman parte de la muestra “La lucha escrita: La solidaridad extranjera puesta en palabras” que se inauguró este jueves 24 de agosto en la Casa por la Identidad del Espacio Memoria y Derechos Humanos.

La exposición reúne más de 90 cartas de ciudadanos canadienses que a fines de 1979 y a principios de 1980 se hicieron eco de la búsqueda de los nietos apropiados y amplificaron la lucha de Abuelas en el exterior. Es fruto del trabajo conjunto del nodo de la Red por el Derecho a la Identidad – Canadá/USA, la Universidad de José C. Paz y Abuelas de Plaza de Mayo.

En la inauguración estuvieron presentes Héctor Rombola, representante de la Red x la Identidad en Canadá/USA; la nieta restituida Victoria Montenegro; y Philippe Genest, secretario político de la Embajada de Canadá en la Argentina.

Rombola explicó que, en 1979, exiliados argentinos y ciudadanos canadienses fundaron en Toronto el Grupo para la Defensa de los Derechos Civiles en la Argentina. Y junto a las organizaciones Development & Peace y la Catholic Women’s League lanzaron una campaña de solidaridad con la Argentina, que tenía entre sus ejes el envío de cartas desde Canadá a las Abuelas de Plaza de Mayo, para contribuir a la difusión internacional de los crímenes de la dictadura. El proyecto tuvo una respuesta masiva y se enviaron más de 170 mil cartas.

“Las cartas que forman parte de esta muestra fueron resultado del trabajo comunitario de miles y miles de personas. Consideramos que es una historia que merecía ser contada y revivida. Hay cartas muy personales, y todas expresaban el apoyo emocional y en muchos casos también económico a Abuelas”, señaló Rombola.

Victoria Montenegro expresó el agradecimiento de Abuelas por aquellas expresiones de solidaridad y por esta muestra. “Agradecemos esta compañía de un pueblo hermanado con otro pueblo que estaba sufriendo. Desde Abuelas, se respondió al terror con el corazón y con mucha organización. Y nuestra búsqueda continúa, porque hay muchos hermanos que nos faltan”, dijo.

Por su parte, Genest sostuvo que la exposición “es importante y necesaria y permite reafirmar los vínculos entre los países”. Y destacó que estas acciones contribuyen a “enseñar la historia a chicos muy jóvenes, para que estos crímenes no pasen más ni en la Argentina ni en otra parte del mundo”.

La muestra luego se trasladará a la Universidad Nacional de José C. Paz (UNPAZ), donde estará exhibida desde el 29 de agosto hasta el 1° de septiembre; y por último se montará en la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), del 5 al 8 de septiembre. Recorrerá luego Canadá y los Estados Unidos para seguir contribuyendo a la lucha en el exterior.

Seguir Leyendo