Prensa

Noticias · 20 de agosto de 2020

La resistencia

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Miguel Santucho

Miguel "Tano" Santucho, quien busca a un hermano/a nacido en cautiverio, reflexiona sobre el significado de la resistencia.

Resistencia es un término que expresa valores que son parte de mi identidad. Es el legado que me dejó mi familia paterna, de matriz revolucionaria, diezmada por el terrorismo de Estado.

Resistencia es también lo que hizo mi abuela cuando en plena dictadura salió a reclamar por el destino de su hija y su nieto o nieta... mi hermane.

Resistencia es el nombre que se le da a la lucha victoriosa contra el fascismo, uno de los pilares fundacionales de la república italiana donde me crié en mi niñez y adolescencia.

Resistencia es un término que para mí expresa al mismo tiempo la conciencia de ser inferior en los medios y, sin embargo, alimentar la esperanza real de vencer. Es una forma de seguir de pie después de haber padecido una derrota.

Resistir quiere decir no darse por vencido, no es una ideología, es un valor, un sentimiento y a veces surge del más profundo dolor. Solo el amor puede vencer al dolor, pero no el amor hacia uno mismo, es el amor hacia el otro que alimenta la resistencia. Eso mismo nos enseñaron nuestras Abuelas, que no eran militantes, que no estaban impulsadas por una consciencia revolucionaria sino por el más básico y fuerte de los sentimientos, el amor hacia sus hijos.

La resistencia es oponerse a la injusticia, al abuso, al horror. No se piensa, es visceral. El solo hecho de reclamar lo que nos corresponde, querer saber qué les pasó a nuestros seres queridos, representa una resistencia hacia la imposición del olvido. En este sentido, pienso que la resistencia es el sentimiento que surge frente al abuso.

La resistencia nos habla de valores que fueron derrotados en un determinado contexto pero que no por eso perdieron su validez. No se demostró que estaban equivocados, solo se derrotaron sus expresiones. La frase "podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera" es una de las mejores expresiones de lo que entiendo por resistencia. A pesar de que el término parece ser hijo de la derrota, en realidad expresa una convicción íntima de invencibilidad.

Mi abuela falleció sin saber dónde está su hija y sin haber conocido su nieto, pero yo sé que su resistencia nos trajo una nueva primavera, que floreció en mí y en miles de argentinos y que, por eso, ella ya venció.

Seguir Leyendo