Prensa

Noticias · 29 de diciembre de 2019

“Este trabajo es un aporte a la memoria colectiva”

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

A partir de convenios de extensión, estudiantes de distintas facultades colaboraron con Abuelas para el relevamiento de archivos desclasificados Estados Unidos, la puesta en valor de la Biblioteca institucional y el armado de una base de datos de familiares.

Durante 2019, Abuelas retomó con potencia una práctica que atraviesa distintos momentos de su historia: fortalecer el trabajo de las áreas a partir de convenios de colaboración con diversas instituciones. Este año, hubo tres proyectos que se consolidaron como un aporte a la memoria colectiva, con la particularidad de que fueron encarados junto a alumnos y alumnas de universidades públicas, una muestra de trasmisión generacional que alienta la búsqueda.

Desclasificados

En un trabajo coordinado junto al CELS y Memoria Abierta, Abuelas emprendió la tarea de desclasificar el último conjunto de archivos entregados por Estados Unidos, donde se recorre, a partir de documentos oficiales, la relación de las cúpulas genocidas con distintos organismos de inteligencia de ese país, como la CIA, la Embajada y el Departamento de Estado.

En diciembre se realizó el cierre parcial de este proyecto, que continuará hasta mayo de 2020. A partir de un convenio con la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, con participación del Instituto Gramsci, y con el Lenguas Vivas, alumnos y alumnas ya relevaron y subieron a la base de datos unos 800 documentos, sobre los 4 mil que entregó el gobierno.

Durante el acto de cierre de proyecto, en presencia de autoridades de las instituciones que están realizando este trabajo, colaboradores de los organismos y estudiantes, la Abuela Buscarita Roa agradeció especialmente a los jóvenes, a quienes dijo que “todo lo que puedan hacer para colaborar con las Abuelas es muy importante porque este trabajo es un aporte a la memoria colectiva”.

A continuación, tres de las alumnas de Sociales hicieron breves presentaciones referidas a lo que les llamó la atención de los documentos que ya relevaron. Así, se mencionaron temas como el rol de los informes de derechos humanos en las relaciones bilaterales entre Argentina y Estados Unidos, las diferencias en el registro de la cantidad de desaparecidos o de detenidos a disposición del PEN o las estrategias de las Juntas para garantizar su impunidad con el retorno de la democracia, entre otros.

Un aporte muy interesante surgió de uno de los archivos revisados por una de las alumnas: relevó un documento que contiene información novedosa referida al secuestro en Perú de la Abuela Noemí Gianetti de Molfino, junto con otros militantes. Esta información podrá ser presentada como prueba ante la justicia, ya que el caso está siendo investigado por el TOF de San Martín en el juicio Contraofensiva Montonera.

Biblioteca

Otra actividad de colaboración que se realizó durante el año fue la emprendida junto a la carrera de Bibliotecología de la Universidad de Filosofía y Letras. En el marco del Programa de Seminarios de Prácticas Socioeducativas Territorializadas, cuatro alumnas catalogaron más de 550 libros de la biblioteca de Abuelas, que volverá a funcionar en el primer piso de la Casa por la Identidad, en el Espacio Memoria.

Con la Biblioteca inactiva desde 2017, en un principio el trabajo se centró en la limpieza y ordenamiento del material. Luego, a partir del convenio con la Facultad, se avanzó con el catálogo de libros que podrá ser consultado online, para que investigadores, docentes, alumnos y público en general pueda acceder a estos valiosos materiales. La Biblioteca de Abuelas se constituirá así en una referencia en derechos humanos en general y, en particular, en derecho a la identidad.

En el acto de cierre del proyecto, del que también participó la Abuela Buscarita, se propusieron diversas líneas de trabajo para continuar con la carga de los miles de materiales y, también, de recortes de diarios y revistas que conforman un archivo invaluable sobre las más de cuatro décadas de trabajo institucional.

Relación con las familias

En diciembre, también tuvo su cierre parcial el proyecto de extensión “Identidad en UNPAZ”, que se realizó en la Casa por la Identidad de Abuelas. Este año, la tarea se centró en el apoyo técnico al área de Fortalecimiento Sociovincular de la Asociación. Estudiantes avanzados, graduados/as y docentes de la carrera de Trabajo Social relevaron datos de los casos de Abuelas: se comunicaron con familiares con los que la Asociación había perdido contacto activo, participaron de entrevistas con la intención de saber con qué familia se encontrarán los nietos y nietas cuando recuperen su identidad, y sistematizaron información relevante.

“Fue muy interesante porque, a partir de los llamados y este trabajo conjunto, este año seis o siete familias se acercaron a Abuelas y al Archivo Biográfico Familiar, a encontrarse con la institución, muy agradecidas por lo que se estaba haciendo. La enorme mayoría no tenía más contacto con Abuelas desde hacía mucho tiempo. Para muchísimos, el último había sido la entrevista con el Archivo”, contó Gustavo Viviani, del área de Fortalecimiento Sociovincular de Abuelas, y explicó que aunque “los estudiantes pudieron rescatar datos de varias familias” aún falta completar más de la mitad de la base.

En esta línea, desde UNPAZ aseguraron que “los participantes del proyecto continuarán trabajando el próximo año para consolidar los espacios de formación, difusión y de asesoramiento desde la labor profesional en torno a la problemática”.

Seguir Leyendo