Prensa

Noticias · 21 de septiembre de 2006

Encontramos a Marcos Suárez

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

Abuelas de Plaza de Mayo tenemos la felicidad de comunicar a la sociedad nacional e internacional el encuentro de otro nieto desaparecido durante la dictadura militar, en el marco del Plan Sistemático de robo de bebés.

 

Se trata de Marcos Suárez, secuestrado junto a su padre el 10 de diciembre de 1976, a pocos días de cumplir un año de vida.

Su padre, Hugo Alberto Suárez de 23 años, estudiante universitario fue detenido por fuerzas conjuntas en Buenos Aires o sus alrededores. Llevaba en sus brazos a su hijito Marcos, de quién no se separaba nunca ya que su esposa María Rosa había sido secuestrada el 20 de octubre del mismo año por fuerzas de seguridad.

La joven mamá, María Rosa Vedoya había nacido el 11 de agosto de 1954 en la ciudad de La Plata y estaba cursando medicina en la Universidad de dicha ciudad, de la cuál ambos eran oriundos.

Los familiares comenzaron la búsqueda de todo el grupo familiar en organismos del Estado, la Iglesia y hospitales obteniendo respuestas negativas.

El abuelo materno, Luis Rodolfo Vedoya radicó en nuestra Asociación un pedido de búsqueda que por 29 años realizamos las Abuelas sin encontrar al niño y a sus padres.

Pero las innumerables actividades públicas y mediáticas que ponemos en práctica para convocar a los jóvenes que dudan de su Identidad dio su feliz resultado.

El día 30 de marzo de 2006 se presentó en nuestra sede un joven que manifestó su interés en conocer su filiación paterna, ya que en la inscripción que se había realizado en el Registro Civil no figuraba indicación alguna respecto al padre.

De aquella charla surgió la ausencia de relatos o referencias confiables que le permitieran dar a con el nombre de quien fuera su padre. Las narraciones que le habían brindado eran confusas e inconsistentes, tanto que hacían imposible realizar una búsqueda.

La entrevista, amena y distendida, fue avanzando en la construcción de los vínculos familiares y en los relatos existentes acerca de su nacimiento. Esto fue poniendo de manifiesto algo que hasta el momento el joven no había logrado extraer claramente. Faltaban fotos de los primeros meses, incluso de su primer año. Habida cuenta de que la mujer que lo crió se desempeñaba como profesional en una institución del ámbito de la salud, su nacimiento surgía como ocurrido en domicilio particular. De ello se deduce que no sólo se trataba de una ausencia vinculada al nombre del padre sino también a lo referido a la maternidad.

Esto imprimió un giro a la búsqueda. Aconsejado se presentó en la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad - CONADI - el día 4 de abril de 2006.

La búsqueda documental no permitió hallar respuestas a los interrogantes formulados. Encontrándose cerrada esta vía se decidió realizar la extracción de la muestra hemática en el Banco Nacional de Datos Genéticos del Hospital Durand el día 22 de junio de 2006. Obteniéndose el día 12 de septiembre el resultado de la inclusión con las familias Suárez-Vedoya.

Marcos Suárez Vedoya fue citado para trasmitirle el resultado sobre su verdadera identidad y contarle sobre de su verdadera familia.

El día 14 de septiembre se encontró con su abuela Modesta, sus tíos y primos comenzando así el camino de su libertad.

Seguir Leyendo