Prensa

Comunicados · 02 de mayo de 2018

Cuatro candidatos a jueces con poco compromiso con los derechos humanos

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

Se trata de la magistrada Weinberg y sus colegas Otranto, Ulpiano Martínez y Yacobucci.

Abuelas de Plaza de Mayo manifiesta su preocupación por el perfil de candidatos a fiscales y jueces propuestos por el Ejecutivo para ocupar distintos cargos vacantes. En consecuencia, la Asociación presentó ante el ministro de Justicia, Germán Garavano, la impugnación a las postulaciones de la doctora Inés Mónica Weinberg al cargo de Procuradora General de la Nación; del doctor Guillermo Jorge Yacobucci, postulante a juez de la Cámara Federal de Casación Penal; y del doctor Guido Otranto al cargo de juez de Cámara del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de General Roca, Río Negro. Asimismo, se impugnó ante la Comisión de Acuerdos del Senado de la Nación al doctor Santiago Ulpiano Martínez, candidato a Fiscal General de Bahía Blanca.

En el caso de la doctora Weinberg, las Abuelas expresamos que no cumple con los requisitos del decreto 222/03, en particular en lo referido a la exigencia de un claro compromiso con los derechos humanos, dado que las posiciones públicas de la Dra. Weinberg no resultan coherentes con los estándares alcanzados en materia de juzgamiento de crímenes de lesa humanidad en la Argentina. A modo de ejemplo, como miembro del Tribunal Penal Internacional para Ruanda, la doctora Weinberg, al ser consultada por el proceso de justicia en ese país, contestó: “Sólo estamos generando prueba de un solo lado. (…) entonces, tengo el sentimiento de que es justicia de un solo lado; no tan diferente de la justicia en mi país, pero en Argentina también hubo justicia de un solo lado, y eso no está bien”. Esta afirmación resulta sumamente preocupante, pues puede interpretarse como un aval a las opiniones referidas a igualar los delitos cometidos por el Estado represivo con aquellos delitos comunes cometidos por organizaciones no estatales -que no reúnen el estatus jurídico de “grupos beligerantes”- y que en la actualidad se encuentran prescriptos.

A nuestro criterio, también resulta crucial que la Dra. Weinberg se pronuncie sin ambigüedad sobre la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que reconoce como imprescriptibles los crímenes de lesa humanidad, entre otros temas relevantes.

La doctora Weinberg, además, como miembro del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, emitió un fallo que faculta a la Policía a detener personas en la vía pública para pedirles identificación, sin una justificación objetiva. Este criterio implica un grave retroceso para las garantías constitucionales, reconociendo un poder exorbitante a las fuerzas policiales, y no refleja un compromiso de la candidata con los derechos humanos.

Con respecto al doctor Yacobucci, el juez fue postulado para cubrir la vacante en el máximo tribunal penal del país, que es clave fijando criterios en las causas de lesa humanidad. Entre sus antecedentes, Yacobucci, como juez subrogante en la Casación, dispuso el cese de la prisión preventiva a represores que actuaron en la ESMA, como Jorge Acosta o Alfredo Astiz. Además, Yacobucci sostuvo que los organismos de derechos humanos no podían presentarse como querellantes en la misma causa ESMA , desconociendo así el derecho a accionar colectivamente.

En cuanto a la impugnación a la candidatura de Otranto, las Abuelas nos referimos a su actuación en la investigación relativa a la desaparición de Santiago Maldonado tras un procedimiento ejecutado por la Gendarmería Nacional, dispuesto a su orden. El juez no solo negó a los familiares de la víctima la posibilidad de ser recibidos y escuchados, sino que durante todo el proceso demostró su parcialidad y, por lo tanto, finalmente fue apartado de la causa.

Por último, las Abuelas impugnamos la candidatura de Ulpiano Martínez porque durante su actuación en Bahía Blanca como juez federal subrogante demostró severas deficiencias en la investigación de crímenes de lesa humanidad que dilataron la instrucción y garantizaron la impunidad a los responsables de estos graves delitos.

Las notas elevadas en todos los casos se pueden consultar en este link de la web de Abuelas: https://www.abuelas.org.ar/galeria-archivos/judiciales-6

Esperamos que el Ministerio de Justicia y el Senado desistan de designar en estos importantes cargos a magistrados que no actúan conforme a la consolidación de la Memoria, la Verdad y la Justicia.


Seguir Leyendo